¡Feliz cumpleaños Agustín Pérez!

Daireaux

¡Felices 85 Doctor!

15:30:24 – 23/07/2021

Hoy es el cumpleaños de Agustín Pérez. O del Doctor Pérez, tal como es conocido en Daireaux. Por eso, en MENSUARIO INFO HD decidimos revivir parte del homenaje que fue publicado en marzo de 2013.

A continuación, compartimos aquella nota y le deseamos unos felices 85 años.

AGUSTÍN PÉREZ, UN MÉDICO QUE HIZO TODO POR LA GENTE

Hace más de una década que por razones de salud no ejerce su profesión. De todas maneras, sigue siendo uno de los médicos deroenses más queridos y respetados por los habitantes. Por eso, en la edición de marzo de MENSUARIO INFO HD, decidimos homenajear al doctor Agustín Pérez.

Agustín nació un 23 de julio de 1936 en un campo de la localidad de Bonifacio. “Hice el colegio primario en la escuela de La Larga. Como nosotros vivíamos cerca yo iba en sulky o a caballo todos los días con buen tiempo, mal tiempo y hasta heladas”, inició el relato este médico.

“Salvo excepciones porque mi papá tenía auto y me llevaba, todos íbamos a caballo o en sulky”.

 

Sus primeros años

Agustín Pérez, junto a su hermana María Celia.

Hijo de su homónimo, Agustín vivió hasta los 6 años en una chacra que tenían sus padres en Bonifacio. “Después viví en El regalo, que era un campo de mi abuelo; y mientras tanto mi padre y mi abuelo hicieron Santa María, que era un campo de mi abuela”, recordó Pérez.

Vivía a media legua de La Larga y para ir al colegio el medio de tracción era a caballo o en sulky”, repite el médico para luego profundizar: “Teníamos un sulky chiquito que primero tenía rueda de bicicleta, pero como se doblaban después le hicimos ruedas de madera. Nosotros abríamos las tranqueras, dejábamos en el almacén de mi abuelo el sulky, cruzábamos la vía e íbamos a La Larga”.

“Hice toda la primaria en una escuela que era de chapa, que fue la primera que tuvo La Larga. Éramos como 80 chicos ahí”, aseguró el homenajeado y dio algunos nombres de sus compañeros además de contar a cuántas leguas se encontraba cada uno del colegio. “A veces teníamos unos sabañones en las manos y en las orejas del frío que agarrábamos”, ejemplificó.

 

El secundario

Una vez que egresó de la escuela primaria, Agustín Pérez se dispuso a estudiar el secundario pero como en Daireaux no había, debió hacerlo en Buenos Aires, “en un colegio de curas y ahí hice el secundario durante cinco años como pupilo”.

“A las 6 de la mañana te levantaba todos los días el cura. Teníamos misa todos los días, después pasábamos a desayunar, estudiábamos y a clase. Los sábados, cursábamos a la mañana”, relató Agustín.

En esos tiempos y dentro de dicha institución, era imposible faltar. “¡Qué vas a faltar si sos pupilo!”, resaltó el médico para luego indicar que “salvo que estuviera enfermo, pero yo nunca me enfermaba así que teníamos que hacer ese régimen”.

 

Casado con hijos, nietos y bisnieto

Agustín, Cristina y su nieta Dolores cuando cumplió 15 años.

Desde 1964 está casado con Cristina Cambiasso y tienen dos hijos: Agustín Alberto, que reside en Capital Federal, y Paula, que vive en Daireaux. Curiosamente, ninguno de los dos eligió a estudiar la carrera de medicina: el varón es abogado mientras que la mujer es docente.

Además, tiene siete nietos (Josefina, Francisco, Agustín, Santiago, Dolores, Juan Ignacio y Mariano) y un bisnieto (Benjamín).  

 

Su amor por la medicina

A pesar de que se le preguntó, Agustín Pérez no pudo responder cuándo se dio cuenta que podía ser médico. “A mí siempre me gustó la medicina. De chico decía que iba a ser médico”, confesó.

Fue así que cuando terminó el secundario, se inscribió en la Facultad y con sólo seis años de cursada se recibió de médico en 1961.

“Para que te dieran el título tenías que llevar un certificado y asistir cuatro meses a pediatría, cuatro a ginecología y obstetricia, a cirugía y traumatología y a clínica médica también”, explicó el Dr. Pérez.

 

Médico en Daireaux

En la charla, Agustín explicó por qué demoró un tiempo en instalarse profesionalmente en Daireaux, su ciudad. “Me vine a Daireaux cuando consideré que estaba bien preparado. Para salir al interior vos tenías que manejarte bien”.

La justificación de su opinión la dio segundos después: “cuando llego a Daireaux, las ciudades más importantes que había eran Bolívar, que quedaba a 70 km pero todo camino de tierra o ferrocarril; y Pehuajó 100 km camino de tierra”.

Entonces te llegaba un parto, te llegaba un chico… y tenías que saber solucionar los problemas. Tenías que tener una buena base porque si no tenías una buena base…”, señaló Pérez dejando para la elección del lector el final de su frase y continuó explicando que “cuando no se podía atender acá se derivaba a Buenos Aires que en ese entonces estaba el tren”.

 

Visitas domiciliarias

En aquellas décadas, era muy común que los médicos asistan a la casa del paciente para diagnosticarlo. “Antes, la gente anciana vivía en su casa hasta que se moría. Ahora cuando es anciano, en muchos casos, van al asilo”.

Además, recordó que cuando lo requerían en el campo “tenía que ir. A veces me llamaban en estancias como Santa Clara, Arboledas, La Manuela, Andant… e iba y hacía la visita. Todo era camino de tierra”.

Minutos más tarde, el homenajeado señaló que “me hacía 15 o 20 domicilios por día”.

 

Distintas ocupaciones

A lo largo de su vida como profesional, Agustín Pérez ocupó distintos cargos, pero nunca dejó de trabajar para la gente.

Trabajé en el Hospital, en los consultorios externos que en ese entonces estaba el Dr. Romanazzi. Yo trabajaba ahí ad honorem”, recalcó.

Años más tarde, después de trabajar mucho tiempo junto a Jorge Carlé, su cuñado, Pérez pudo hacer su casa y construir su consultorio privado.

Durante 17 años, este médico deroense fue Director del Hospital y, a la vez, Director de Salud. “Cumplía las dos funciones. Había menos puestos públicos”, explicó. Entre los intendentes que pasaron por el gobierno durante su gestión estuvieron Carrique y Oliver.

 

Los años más difíciles

“Cuando llegué a los 60 años, porque ya no andaba bien, me jubilé de médico de la Provincia, como Director de Salud”, rememoró Agustín.

Luego de eso, comenzaron las complicaciones en la salud de este querido médico deroense que, lentamente, lo obligaron a retirarse de su actividad cotidiana.

“Después me vino un infarto pero igual seguí atendiendo. Y más adelante tuve este problema de la pierna”, manifestó.

En la charla, Agustín Pérez hace referencia a ambas situaciones con la tranquilidad y normalidad que, probablemente, solo quien es médico puede tener. “Al infarto lo superé y pude seguir trabajando. Pero después me vino el problema de la pierna y lamentablemente tuve que dejar la profesión porque para ser médico tenés que tener buena disponibilidad”, enfatizó el homenajeado.

En aquel momento, a finales de la década del ’90, a Pérez le detectaron un tumor maligno en el hueso. “Al principio parecía que venía de otro lado, me hice todos los estudios y no aparecía de ningún lado; hasta que después se consultó la biopsia y era un tumor neuro todérmico primitivo de fémur”, profundizó.

Luego, prosiguió con su relato y expresó que “me hicieron radioterapia, me operaron, después se pudrió todo. A los 8 días empecé a orinar sangre, me afectó a los riñones y a lo último me internaron y se me amputó la pierna”.

 

El homenaje público

En varias oportunidades, medios de comunicación se han acercado a la casa de este médico para conocer su historia.

Lo curioso, es que aún no ha habido ningún gesto de funcionarios municipales para condecorar el nombre de Agustín Pérez en alguna calle o edificio deroense.

Cuando MENSUARIO INFO HD lo consultó acerca de esta cuestión, el entrevistado le restó importancia. “Estoy con la conciencia tranquila porque creo que las cosas las hice bien. Hice todo lo que podía por la comunidad. Lo otro es algo secundario. Lo fundamental es que la gente todavía me valora”, afirmó.

 

Agustín y la gente

Para el final de este homenaje a Agustín Pérez, resta saber cómo quiere que sea recordado por los deroenses. Según el médico, “en este momento voy por los barrios y todo el mundo me saluda y me aprecia. Me trata con cariño y respeto como debe ser”.

 

(FRAGMENTO DE LA ENTREVISTA PUBLICADA EN MENSUARIO INFO HD EN MARZO DE 2013)

Impactos: 216

¿Te interesó? Compartilo en tus redes sociales: